«A la conquista del congreso», el documental sobre ¿la futura presidenta de EE.UU?

«Para que uno de nosotros lo consiga, cien deben intentarlo».

Mañana serán las elecciones en EE.UU. y aunque nadie quiere hacer pronósticos de quién ganará, quizá podamos ver un poco a futuro a una de las políticas demócratas que más impacto ha generado desde que ganó las primarias del partido y contendió por su lugar en el Congreso en 2018: Alexandria Ocasio-Cortez.

Desde que su cara sorprendida inundó las pantallas televisivas cuando, contra todo pronóstico, se impuso a Joseph Crowley – entonces cuarto hombre más poderoso del partido Demócrata – AOC se ha convertido en uno de los nuevos valores del partido.

Perteneciente a la camada de nuevos congresistas demócratas sin experiencia política y tendencia progresista que asaltaron el congreso en 2018, AOC no ha dejado de ganar reflectores y forjarse un perfil para el futuro . No en vano muchos la mencionaban como una posible vicepresidenta si Bernie Sanders ganaba la nominación y a Trump. Esto no hubiera sido posible porque no puede ser menor a 35 años para optar al cargo. Lo mismo para la presidencia.

AOC en Netflix

«La gente no considera que ser una camarera es un trabajo real. Pero mi experiencia como camarera me ha preparado muy bien para esta campaña. Estoy acostumbrada estar de pie 18 horas al día, estoy acostumbrada a soportar mucha presión. Estoy acostumbrada a que la gente quiera hacerme sentir mal. Por algo la llaman la «clase trabajadora», porque trabajas sin parar.»

El documental de Netflix narra la campaña de primarias para obtener la nominación demócrata, una campaña que la enfrentó al poderoso Joe Crowley, que llevaba 14 años sin rivales y se dio el lujo de no acudir al debate, seguramente porque lo consideraba una pérdida de tiempo ¡y ni siquiera vivía en el estado! Como comenta un votante en algún momento, a Crowley lo soltabas en el Broxn y se hubiera perdido, aunque representaba a esa demarcación.

A lo largo de 1 hora 26 minutos, vemos como fue que se desarrolló su campaña. Quien la impulsó fueron grupos de base que buscaban posiciones más progresistas en el partido republicano y aparcar a los políticos de siempre, más preocupados por mantener el sueldo que en luchar por sus representados.

Fue una campaña de pocos recursos, de tocar puerta en puerta, de hacer comunidad para que la gente la conociera. Y sorprendentemente, porque en la única encuesta que pudieron pagar estaban 35 puntos abajo de su rival, ganaron.

Las otras voces

Aunque podríamos decir que el documental está centrado en un 60% en AOC, también presenta a otros contendientes ciudadanos que se lanzaron a la campaña para derrocar a candidatos del establishment demócrata: Paula Jean Swearengin (West Virginia), Cori Bush (Misuri) y Amy Vilela (Nevada).

Sin embargo, ellas se quedaron en el camino y no lograron vencer en las primarias. Por lo que podemos acompañarlas en su lucha, conocer sus sacrificios, las iniciativas que defienden…y el dolor de no haber recibido la confianza de los electores.

Algunas de ellas regresaron en las siguientes primarias y ganaron, por lo que habrá que ver si logran obtener el escaño.

El documental funciona a la hora de contarnos cómo se hace una campaña de base, con gente dejando sus trabajos, buscando donaciones donde se puede y defendiendo posturas progresistas y la demonización que se llevan por eso. También sirve para conocer en la intimidad a AOC y entender cómo piensa y cómo se fraguó su triunfo.