Aprende los Siete Pasos para Cambiar una Llanta

Las llantas son uno de los componentes de seguridad más importantes de un vehículo, ya que son el único punto de contacto con la carretera. Ante un incidente en carretera es trascendental saber cómo cambiar una llanta de manera correcta.

Por esta razón, los expertos de Bridgestone nos brindan la siguiente guía para que, ante una pinchadura, podamos cambiar la llanta sin problemas:

“Antes de empezar el recorrido, prepare los materiales necesarios; la llanta de repuesto, un tope, es decir algo que imposibilite el movimiento del vehículo y colóquelo en una de las llantas (puede ser un pedazo de madera, una piedra), una llave cruz y un gato para elevar el vehículo. Tome en cuenta que si se va a cambiar la llanta delantera se debe colocar el tope en la parte trasera y si se va a cambiar la llanta trasera, hay que colocarla en la delantera. Recuerde siempre aplicar el freno de mano” mencionó Carlos Mondragón, Gerente de Ingeniería de Ventas para Bridgestone Latinoamérica Norte, BS-LAN.

Pasos para el reemplazo de la llanta:

1.    Busca un lugar seguro para estacionarte, lo ideal es que sea una superficie plana para que el vehículo no resbale, con el freno de mano debidamente puesto y una velocidad activada.

2.    Afloja la presión de los birlos con la llave de cruz y gíralos en sentido contrario a las manecillas del reloj. No se deben quitar, solamente aflojar.

3.    Levanta el vehículo con el gato, este se coloca en unas guías que puede encontrar debajo del chasis.

4.    Retira los birlos y guárdalos en un lugar seguro. 

5.    Remueve la llanta de su posición.

6.    Coloca la llanta de refacción y empieza a atornillarla, los birlos se deben colocar y apretar en forma de equis para evitar que el neumático se mueva.

7.    Finalmente, se baja el auto nuevamente al suelo y se termina de presionar los birlos con la llave de cruz.

Aunque nunca se haya cambiado una llanta, si tenemos el conocimiento básico y necesario para hacerlo, resulta más sencillo de lo que piensas y, además, ahorramos el tiempo de llamar a los especialistas y esperar a que atiendan la incidencia en carretera, sobre todo si estamos en un lugar apartado.